ACTUALIDAD MASÓNICA

Primera logia masona tras más de 70 años

29/07 · 23:15 · Raúl Beltrán

Han pasado más de 70 años desde que desapareciera la última Logia de la Masonería Regular en la capital, denominada “Lealtad”. Según explica uno de los masones jienenses que formará parte de la nueva logia y que prefiere mantener su anonimato, Jaén ya cuenta con un Triángulo Masónico.
Se trata de la unión de, al menos, tres maestros masones, con la intención de formar una logia, proceso que durará un año aproximadamente. Hasta el momento, los apenas ocho masones que hay en la provincia de Jaén pertenecen a logias de Granda, la gran mayoría, a la logia de Giner de los Ríos. Tras muchas opciones y quebraderos de cabeza han decidido denominar a la nueva logia “Andrés de Vandelvira”, con la intención de homenajear y reivindicar la figura del genial arquitecto, enterrado en la Iglesia de San Ildefonso.
Recientemente, un grupo de ellos, con la colaboración de Iuventa, realizaron un visita guiada a los lugares más significativos de la historia de la masonería en Jaén, entre ellos, la parte gótica de la Catedral de Jaén, donde aún se pueden apreciar símbolos de la masonería esculpidos en las piedras por los maestros canteros.
En la provincia de Jaén convivían durante el siglo XIX más de 30 logias, uno de los números más elevados de todo el país, siendo Jaén la primera provincia en la que se constituyó una logia femenina, a finales del siglo XIX.

 

Noticia en: http://www.andaluciainformacion.es/portada/?a=134232&i=35&f=0

En busca de las logias perdidas

14/01 · 19:56 · Raúl Beltrán

 

Entre el año 1870 y 1903 se constituyen en la provincia de Jaén 24 logias masónicas, cuatro de ellas en la capital, uno de los números más elevados de todo el país. No obstante, el profesor jienense de Filosofía en la Universidad de Granada, Juan Carlos Gay Armenteros apunta en su trabajo “Composición social de la masonería en Jaén” que “este fervor masónico es demasiado aparatoso para ser real”, ya que sólo unas pocas tendrán fuerza y continuidad”, entre ellas, la primera logia femenina de España. En cualquier caso, antes de que estallara la Guerra Civil española, en la capital existían 5 logias con una media de 20 masones cada una. En la actualidad sólo hay cinco masones en Jaén, que pretenden refundar una logia en la capital.

J.M., de 33 años de edad, que prefiere mantener sus apellidos en secreto, es uno de ellos, aunque pertenece a una logia granadina, donde el número de masones alcanza casi el centenar. “Nuestra intención es refundar una logia en la capital, sin embargo son necesarios siete hermanos como mínimo para constituirla”, arguye. Para dar a conocer la masonería en Jaén “recuperar la historia perdida y conocer su pasado y su presente” ha creado un blog en internet (http://masoneriajaen.blogspot.com).

¿Asociación secreta?

J.M. explica que la masonería “no es secreta, sino discreta”. “El problema es que durante años se le ha colgado un sambenito tras de otro. De hecho, aún hay muchas familias en Jaén que ocultan el pasado masón de abuelos y bisabuelos. José Manuel hace unos siete años que ingresó en la masonería y explica que no fue difícil. “Llegué a a través de la lectura, me interesó conocer más y me documenté (hoy en día La Gran Logia de España y muchas más tienen páginas web donde explican qué es la masonería, cuáles son sus principios y cómo acceder a ella). Después solicité mi ingreso y fui aceptado. Nada más. No hay nada oculto, sólo discreción”.

Según explica este masón jienense la financiación de las logias proviene exclusivamente de las aportaciones de sus ‘hermanos’. Así, tal y como si se tratase de un gimnasio o una academia, con una matrícula de unos 600 euros y mensualidades de 30 euros cualquier varón mayor de 18 años, pero con independencia económica puede ingresar en una logia, siempre y cuando previamente haya sido aceptado.

La prohibición explícita de las mujeres, cuando se constituyó en 1717 de la Gran Logia de Londres, sigue manteníendose en la actualidad, junto con los ritos y símbolos con los que se trabaja en las reuniones que se celebran una vez al mes. Esa circunstancia provocó a finales del siglo XIX y principios del XX que muchas mujeres y muchos hombres pertenecientes a logias pretendieran cambiarla. De ahí nacieron otras logias, masónicas también, pero que no son consideradas ‘regulares’, que son únicamente las que cumplen las normas de la primera logia moderna creada en Londres. Y fue precisamente Jaén la capital que albergó esta primera logia femenina. En la actualidad, también existen mixtas.

Pero ¿qué es la masonería? Paradójicamente el Diccionario de la Academia Española de la Lengua define masonería (o francmasonería) como “asociación secreta de personas que profesan principios de fraternidad mutua, usan emblemas y signos especiales, y se agrupan en entidades llamadas logias”. Algo más concreto, excepto en lo que se refiere al secreto, es el Diccionario Enciclopédico de la Masonería donde la define como “una Asociación universal, filantrópica, filosófica y progresiva; que procura inculcar en sus adeptos el amor a la verdad, el estudio de la moral universal, de las ciencias y de las artes y que tiene por divisa la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad”.

Lo que sí es cierto es que quizá no tenga demasiado sentido llevar con tanta discreción tan elevados ideales, sobre todo cuanto se conoce que ilustres personajes como Santiago Ramón y Cajal, Isaac Peral, Ortega y Gasset, Juan Gris, Jovellanos, Antonio Machado, Blas Infante o Blasco Ibáñez, entre otros, fueron masones. Es difícil no estar deacuerdo con la importancia del legado que, cada uno de ellos en su parcela, ha dejado a este país. El mismo legado que, en muchos casos persiguió la dictadura franquista, convirtiendo a los masones en auténticos delincuentes. Jaén es ejemplo claro de esa herencia.

 

Noticia en: http://www.andaluciainformacion.es/portada/?i=35&a=21188&f=0&s=&b=&penc=1

LA MASONERÍA REGRESA A JAÉN 

 

Lunes, 08 de Agosto de 2011 11:59 Diario JAEN  

 

Jesús Vicioso Hoyo/Jaén
Un grupo de jiennenses reinstalará la masonería en la capital —más de siete décadas después de que desapareciesen las logias en la provincia— con la fundación del taller que llevará el nombre de Andrés de Vandelvira. Participan miembros de Jaén, Andújar, Linares, Úbeda y Bailén.

 

Una de las principales instituciones filantrópicas y simbólicas de la historia regresa a la vida. La masonería se restituirá en la provincia de Jaén con la fundación de la logia Andrés de Vandelvira mediante un rito escrito en el siglo XVIII. La reunión iniciática acontecerá a finales de octubre, en cuanto concluya la construcción del templo. A la cita asistirán oficiales de toda España, encabezados por el gran ma-estro de la Gran Logia de España, Óscar de Alfonso, uno de los pocos personajes públicos que representa a la organización más discreta de la sociedad.
Desde 1939 no ha habido actividad masónica en Jaén, aunque en los siglos XIX y XX llegó a haber más de cuarenta logias en la provincia, como las de Jaén, Linares, Quesada, Valdepeñas, Úbeda, Baeza, Andújar o Alcalá la Real. A lo largo de la historia, más de mil quinientas personas han pertenecido al colectivo, cuyo primer grupo del que hay constancia es el fundado por las tropas de Napoleón.
Así, y al contrario de lo que pudiera parecer, Jaén era una de las provincias con más logias en el país. De hecho, estaba entre las zonas más punteras, hasta el punto de que uno de sus talleres, el que llevaba el nombre de Lealtad, fue considerado como uno de los más relevantes de Andalucía y de España.Su actividad cesó en 1939, con la prohibición y seguimiento de su actividad. Los jiennenses han sufrido una diáspora en toda regla. Hay hasta una veintena de masones de Jaén en Barcelona, Madrid, Málaga, Cádiz, Sevilla y Granada, entre otros lugares.
Doce masones emprenderán la nueva singladura de la institución en el Santo Reino, aunque a finales de año las filas estarán integradas por unos veinte, ya que hay numerosos interesados en ingresar. El grupo estará compuesto por un venerable maestro —que se elegirá en la consagración— y por su cámara de oficiales. Llevará el nombre de Vandelvira porque fue un arquitecto, miembro del grupo selecto, que llevó una vida ejemplar. Por ello, la nueva logia de Jaén quiere honrar su figura.
El perfil del integrante jiennense del siglo XXI es el mismo que el del XVIII o XIX: personas con ganas de conocimiento, sabiduría y esoterismo, de profesiones diversas y de entre veinticinco a sesenta años. Los nuevos masones recogen el testigo de importantes miembros de la sociedad jiennense, como los alcaldes de la capital Eduardo Solá y José Calatayud o el político republicano Eduardo Moreno.
conocimiento. Fuera de tópicos malintencionados, el principal objetivo de los masones es el conocimiento racional y la filantropía. No se consideran un colectivo con influencia directa en la sociedad, y, desde luego, no están en contra de la religión ni de ninguna ideología. “Nosotros trabajamos sobre la simbología y sobre los números para reflexionar sobre los grandes principios universales, que son, al final, los que transforman a una persona”, asevera uno de los miembros que refundarán la institución, que ha de mantener el anonimato.
Vuelven con humildad y con ganas de recuperar el tiempo perdido, o el prohibido. Los masones regresan para quedarse.

Rincones de una historia por explorar
Una de las rutas más desconocidas por la capital es la de los rincones masónicos. Empezaría en el templo de San Ildefonso, porque es donde se unen tres grandes circunstancias esenciales: es el lugar en el que está enterrado Vandelvira, fue una de las primeras iglesias —cuya construcción comenzó siendo gótica y, por tanto, tuvo que estar relacionada con la agrupación de constructores masones— y porque está relacionado con uno de los últimos miembros del colectivo en Jaén, José Gómez Soriano, sobrino de Bernabé Soriano, que fue quien propuso la coronación de la Virgen de la Capilla. El itinerario continúa por la casa de José Calatayud San Martín —en la calle Hurtado—, que fue alcalde de Jaén y venerable maestro de una de las logias más importantes. Después, el camino sigue por la “Casa del Peto”, una antigua vivienda masónica en la primera mitad del siglo XIX. La siguiente escala es el Palacio de Covaleda-Nicuesa, llamado también “Casa de los Masones” por haber sido sede de la logia bonapartista. Cuando las tropas de Napoleón se marcharon, el Ejército español dejó abierto más de un mes el edificio para que se vieran las cámaras de simbología masónica. En la fachada gótica de la Catedral hay una marca de cantería, mientras que en la cara norte se ve la imagen de Salomón pisando una gran piedra, lo que guarda relación con el colectivo. En la calle Maestra estuvo la última sede de la logia de Jaén en 1939. El paseo acaba en la Fuente del Pato, tan típica de Jaén, que guarda una historia esotérica a su alrededor.

 

Noticia en: http://www.diariojaen.es/index.php/menujaen/25-notlocales/39747-la-masoneria-regresa-a-jaen

La masonería de Jaén se deja ver en una exposición en el Museo


 

 

Las tropas napoleónicas, además de los horrores de la guerra, trajeron a España la masonería. Y la provincia, como territorio ocupado, no fue ajena a otras formas de concebir el mundo y llegó a tener más de 40 logias. La Asociación Iuventa inauguró, ayer, en el Museo Provincial, la exposición Masonería en Jaén.

Una organización secreta que se deja vislumbrar en las vitrinas. La masonería se presenta como una organización de orientación filosófica, con las características de una religión, que formula sus propias doctrinas y tiene su propio código de moral y jerarquía. En sus 200 años de existencia en la provincia de Jaén, hombres y mujeres han militado en sus filas, algunos de ellos de renombre, como es el caso del pintor Pedro Rodríguez de la Torre, del político Joaquín Ruiz Jiménez, y de Manuel Bago, José Piqueras Muñoz, Andrés Domingo Martínez, Ricardo García Requena y otros más. Para dar a conocer algunos aspectos de esta organización, la asociación Iuventa muestra en el Museo, en catorce vitrinas, elementos de los ritos masónicos (compás, mazas, espadas, mandiles, medallas, vestimenta), y otros objetos que evocan a la presencia de la masonería en la provincia. El acto inaugural estuvo presidido por la delegada de Cultura, Mercedes Valenzuela.
El comisario de la exposición, José Manuel Higueras, subrayó que lo que se pretende “es dar a conocer lo que es la masonería y que la gente pueda conocer qué es lo que se usa y de qué trata esta orden”. Añade que de la masonería hay muchas cosas en internet, pero esta es una ocasión única de verlas en la realidad. José Manuel Higueras explicó que la primera logia masónica de Jaén se creó en 1811, hace ahora 200 años; con el franquismo quedó desactivada, “pero sabemos que ahora, en 2011 se va a formar una nueva logia llamada Andrés de vandelvira y su estandarte puede verse en la muestra”. Por su parte, el presidente de Iuventa, Rafael Cámara, explicó que esta exposición ha sido posible gracias a la colaboración de la Gran Logia de España y la Asociación Archivo Histórico de la Masonería en Andalucía, que han cedido piezas de su propiedad, a la mediación del Circulo de Estudios Codex Verginus, a la Consejería de Cultura y al Museo de Jaén.  Ignacio Frías / Jaén

 

http://www.diariojaen.es/index.php/menucultura/71-notculturales/42579-la-masoneria-de-jaen-se-deja-ver-en-una-exposicion-en-el-museo

Rosas para Andrés de Vandelvira

 

Los masones de la logia Andrés de Vandelvira colocaron rosas en diversas ubicaciones de la capital y varios pueblos.

Si alguien camina por la capital o por diversas ciudades de la provincia y se encuentra una rosa en algún rincón singular,  que no piense que fue olvidada tras una declaración amorosa. Los masones jiennenses rememoran la fecha de la rúbrica del testamento de Vandelvira con esta curiosa iniciativa.

 


Habrá quien se haya tropezado con esta declaración de intenciones sin que haya podido descifrar su significado, y es que el halo de misterio con el que 'trabajan' sus autores requiere un acercamiento a la historia del Renacimiento jiennense y, sobre todo, a las huellas testimoniales de su máxima figura, el arquitecto que da nombre a la logia con la que se restauró, recientemente, la masonería en la provincia siete décadas después de que fuese prohibida.

El también cantero renacentista pertenecía a la discreta institución filantrópica que inspira el trabajo de los nuevos sucesores de la organización, quienes ahora rinden homenaje precisamente en los mismos días en los que Vandelvira debió de firmar su testamento en 1575, pocos días antes de que le aconteciera su muerte. 

 

http://www.diariojaen.es/index.php/menujaen/25-notlocales/51290-rosas-para-andres-de-vandelvira

GRAN LOGIA DE ESPAÑA
GRAN LOGIA DE ESPAÑA
G.L.P.  ANDALUCÍA
G.L.P. ANDALUCÍA